Blog

Aprendizaje cooperativo y/o colaborativo con CreaKIT

Juego Serio, ABP y Aprendizaje Cooperativo

Tanto si hablamos de Aprendizaje Cooperativo como si lo hacemos de Aprendizaje Colaborativo (la diferencia básica es cuánto de guiado está el proceso), CreaKIT es una buena herramienta.

Equipo de trabajo en el aula
Designed by Freepik

Este kit de materiales de creatividad se fundamenta y promueve las dinámicas asociadas a este tipo de aprendizajes uniéndolas al Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP) y el Juego Serio. La secuencia propuesta de utilización de los materiales en el aula aborda los siguientes elementos:

  • La concreción de un reto (concienciación medioambiental en el barrio, por ejemplo) favoreciendo competencias de análisis, comunicación entre iguales, toma de decisiones…
  • La producción de un gran número de ideas impulsando el pensamiento divergente.
  • La selección de ideas provocando la convergencia y, por tanto, la capacidad de síntesis, análisis…
  • La toma de decisiones para la ejecución del trabajo, producción y desarrollo de la idea.

Acciones que desarrollan “pensando con las manos”, introduciendo elementos de percepción (el tacto, en este caso) que favorecen la activación de otras partes del cerebro y, por tanto, una mayor actividad creativa.

La secuencia completa de CreaKIT Básico+, junto a las guías de utilización que se incluyen, permite al profesorado poner en marcha actividades de aprendizaje cooperativo o colaborativo (en función de la edad del alumnado) secuenciadas y organizadas adecuadamente. Al mismo tiempo, se impulsa la cultura de la creatividad en cualquier asignatura, materia o área de conocimiento.

El hecho de que CreaKIT, y cada uno de sus materiales, estén planteados desde los principios didácticos asociados al juego serio en el entorno educativo es un importante elemento motivador para el alumnado. Por tanto, se introducen en el aula cambios en la dinámica que el alumnado recibe positivamente, con una mayor disposición al aprendizaje e incrementa las posibilidades de éxito (de producir aprendizajes reales, de adquisición de conocimientos) de la actividad.

Su uso en el aula cooperativa

Así, puede usarse en primaria, por ejemplo, para que el alumnado realice propuestas de acción en torno al respeto al medioambiente en su entorno más cercano. Solo hay que plantear el reto, programar las sesiones para el trabajo conjunto entre el alumnado de acuerdo a las guías de utilización, preseleccionar las «parejas absurdas» para producir la provocación (es decir, impulsar el «pensar de otra manera») y utilizar los materiales.

En cualquiera de las etapas educativas, la utilización de CreaKIT:
• Facilitará el diseño de actividades de trabajo cooperativo así como su implementación y evaluación.
• Incorporará la perspectiva de género como una práctica orientada al logro de la equidad en materia de género entre el alumnado.

¿Se puede usar CreaKIT en Centros Educativos?

CreaKIT es una herramienta para fomentar la creatividad en diferentes organizaciones, entre ellas, los centros educativos. La cuestión es ¿para qué? o incluso ¿cómo? En este artículo realizamos algunas propuestas de uso de CreaKIT, es decir, de la utilización de la creatividad entre el claustro de profesorado o con el alumnado para:

  • Propiciar cambios en las dinámicas del trabajo de planificación de actividades y desarrollo de proyectos educativos.
  • Favorecer la sistematización del proceso creativo dentro del centro, incorporando la creatividad como un factor más del trabajo educativo.

Parece clara su utilidad en relación con el acercamiento a la actividad empresarial por parte del alumnado. Por ejemplo, puede usarse en las materias Iniciación a la Actividad Emprendedora y Empresarial (de tercero y cuarto de la ESO) o Economía y Economía de la Empresa (bachillerato), en el módulo Empresa e Iniciativa Emprendedora o en los proyectos de cada uno de ciclos de formación profesional. En cualquiera de ellos, la utilización de esta herramienta de creatividad:

  • Provocará el análisis de los retos que suponen el emprendimiento y el desarrollo de un proyecto completo.
  • Ayudará en la producción de ideas de los proyectos empresariales, su concreción y su selección.

En cuanto a los diferentes departamentos didácticos o, incluso, el claustro o el equipo directivo en cualquier etapa educativa, CreaKIT posibilita la generación de ideas y su análisis en el planteamiento de actividades complementarias; en la definición y concreción de diferentes tipologías de proyectos (por ejemplo, Proyectos promotores de la equidad, la inclusión y la respuesta a la diversidad); el cambio en las relaciones con el entorno del centro; la introducción de innovaciones educativas en las metodologías de trabajo en el aula o en los departamentos o unidades de orientación; en la selección de actividades formativas para el propio profesorado…

CreaKIT parte del proceso de análisis de cada uno de los retos o problemas a los que los centros educativos se enfrentan cotidiana o extraordinariamente. A partir de dicho análisis se abre una fase de ideación en la que se fomenta el pensamiento lateral proporcionando las herramientas para encontrar nuevas soluciones. Posteriormente, se plantea la selección y análisis de las ideas como paso previo a la toma de decisiones y puesta en marcha.

Presentación de CreaKIT

El viernes 18 de agosto presentamos CreaKIT en la Feria Internacional de Muestras de Gijón como uno más de los ocho proyectos seleccionados por el Crodwfunding de Impulsa, el Ayuntamiento de Gijón. El producto-servicio que, junto a Red Door Lab, hemos desarrollado para todas las organizaciones: asociaciones y ONG, centros escolares o empresas. Nuestro objetivo: ayudarles a favorecer su creatividad.

Ojo, entendida como proceso de modificación o creación de nuevos productos, servicios o procesos. No se trata de la creatividad ligada al talento artístico.

Caja de CreaKIT (madera)
CreaKIT trata de facilitar que cualquier organización incorpore la creatividad a su cultura organizacional de forma autónoma. Es decir, que pueda desarrollar sesiones sistemáticas, organizadas en cualquier momento sin depender de personas externas pero contando con nuestro apoyo (al menos en los primeros momentos).

El nacimiento de la idea

Tanto Red Door Lab como yo misma hemos facilitado, durante años, los procesos de creatividad con diferentes organizaciones pero cada vez que lo hacíamos, necesitamos construir nuestros propios materiales. Los productos que encontramos en el mercado no están dirigidos a la actividad creativa que nosotros impulsamos: están destinados bien a menores, bien a fomentar el talento artístico.

Por otro lado, las técnicas que se aplican a la creatividad están basadas en el papel. Con este material creemos que se dificulta el pensamiento lateral.

Por eso nos decidimos a crear este producto-servicio. Le dimos una vuelta de tuerca, innovamos sobre las “tradicionales” técnicas de creatividad, tomándolas como referencia. Las fabricamos con materiales físicos que permiten su movilidad y, de ese modo, el “pensar con las manos”. Es decir, facilitamos que impulsen nuestro pensamiento lateral y favorezcan tanto la divergencia de ideas como la necesaria convergencia posterior.

El crowdfunding

El día 11 de septiembre se abre la campaña de microfinanciación en la plataforma Lánzanos, así que os iremos informando a través de nuestras redes (@Thereddoorlab; @franflorez; @Yoloren, entre otras) de cómo podéis ayudarnos en este proyecto.

 

Si queréis ver la noticia de prensa (con algún error en los nombres) está disponible en el siguiente enlace de El Comercio.

Discriminación de víctimas en el currículo oficial de España (terrorismo / franquismo)

El pasado día 4 de enero de 2015 leía en el periódico El Mundo «Las víctimas de ETA darán su testimonio en los institutos» en relación a la inclusión de determinados objetivos y contenidos en el currículo de ESO y Bachillerato. Es decir, en el Real Decreto que regula el currículo (las enseñanzas consideradas básicas) que deben impartirse en todo el territorio nacional. Asunto que, por supuesto, llamó mi atención y me puse manos a la obra, a ver cómo se trataba en el currículo y qué pasaba con las otras víctimas, de esas que tenemos a miles en nuestro país aún metidas en cunetas, las del Franquismo…

Poca sorpresa obtuve. Bien, es cierto, las víctimas del terrorismo están incluidas en nuestras «enseñanzas mínimas» pero no así la Ley 52/2007, de 26 de diciembre, por la que se reconocen y amplían derechos y se establecen medidas en favor de quienes padecieron persecución o violencia durante la guerra civil y la dictadura (BOE 27/12/2007) será que son «víctimas de segunda» o «no serán víctimas» o seré yo, que soy muy mal pensada.

El texto, el Real Decreto 1105/2014, de 26 de diciembre, por el que se establece el currículo básico de la Educación Secundaria Obligatoria y del Bachillerato publicado en el BOE del 3 de enero de 2015 señala, específicamente en Geografía e Historia de 4º de la ESO:

Analiza el problema del terrorismo en España durante esta etapa [léase El mundo reciente entre los siglos XX y XXI] (ETA, GRAPO, Terra Lliure, etc.): génesis e historia de las organizaciones terroristas, aparición de los primeros movimientos asociativos en defensa de las víctimas, etc.

Se trata de uno de los estándares de aprendizaje que debe realizar TODO el alumnado de 4º de la ESO pues se imparte tanto en la opción «académicas» como en la «aplicadas».

Sin embargo, «me sorprende» (permítanme la ironía) que no se hable de víctimas de la violencia política, léase, en nuestro caso, del franquismo, por poner solo un ejemplo. Eso sí, «La Dictadura Franquista (1939-1975)», con esa denominación, forma parte del currículo de 2º de Bachillerato Historia de España, materia común que deberá cursar todo el alumnado en bachillerato, claro está, porque quienes no opten por la opción académicas en la ESO, no cursarán esta asignatura, ni quienes opten por un ciclo de Formación Profesional o por la incorporación al mundo laboral. Es curioso (ironía, de nuevo), que antes de finalizar la etapa obligatoria no se aborde la dictadura franquista y el desastre que eso supuso para nuestro país.

Sin embargo, sí se proporciona información y sensibilización en colaboración con la Fundación Víctimas del Terrorismo (véase la Disposición adicional novena punto primero del citado RD 1105/2015 y Disposición adicional novena séptima en el RD 126/2014 de 28 de febrero, por el que se establece el currículo básico de la Educación Primaria, BOE 01/03/2014) se indica:

Art.10. Elementos transversales

Las Administraciones educativas fomentarán el aprendizaje de la prevención y resolución pacífica de conflictos en todos los ámbitos de la vida personal, familiar y social, así como de los valores que sustentan la libertad, la justicia, la igualdad, el pluralismo político, la paz, la democracia, el respeto a los derechos humanos (*) y el rechazo a la violencia terrorista, la pluralidad, el respeto al Estado de derecho, el respeto y consideración a las víctimas del terrorismo y la prevención del terrorismo y de cualquier tipo de violencia.

(*) El artículo 6 de Real Decreto 1105/2014 (para ESO y Bachillerato) añade en este punto (…) el respeto a los hombre y mujeres por igual, a las personas con discapacidad (…). Debe ser que en primaria no deben fomentarse estos valores o que, puesto que se explicita en este RD, no se corresponden con valores de igualdad. No sé, igual soy yo que soy un poco mal pensada.

Disposición adicional séptima (PRIMARIA), novena (SECUNDARIA). Acciones informativas y de sensibilización.

1. Los Ministerios de Educación, Cultura y Deporte y del Interior, en colaboración con las Administraciones educativas y con la Fundación de Víctimas del Terrorismo, promoverán la divulgación entre el alumnado del testimonio de las víctimas y de su relato de los hechos.

Talento, reconocimiento y visibilidad necesarios

Hay quien piensa que retener el talento en una organización pasa por ocultarlo, por no reconocerlo y no dar visibilidad a las personas que lo poseen. Nada más lejos de la realidad, desde mi punto de vista.

Últimamente le he dado muchas vueltas al tema de la visibilidad, la mía (y la de otros y otras compañeras laborales), hasta el punto que en este blog ni siquiera se menciona mi nombre ni se hace una referencia explícita al lugar en el que trabajo. Se trata de una decisión consciente que tomé en el momento en el que lo creé y que, por el momento, prefiero mantener. Hecho que, al mismo tiempo, me genera sentimientos contradictorios, fundamentalmente acude a mi cabeza una pregunta ¿Por qué? ¿Por qué tengo que ocultarme en mis escritos? 

La respuesta, aunque sencilla, es reveladora: para no tener problemas, para poder escribir libremente sin que ello ponga en riesgo mi situación laboral. Sí, sí, como suena. De este modo nadie puede decirme (dentro de mi lugar de trabajo y por nadie me refiero a la dirección o las y los mandos intermedios) por qué has publicado esto, porqué has escrito aquello otro o, incluso deberías eliminarlo (así como suena, ¡no sería la primera vez!).

Mi visibilidad

Muchas veces he pensado en iniciar un post, o enviar un tweet que dijera: «Dedos libres», algo que ocurrirá cuando mis dedos tengan la libertad para publicar lo que realmente pienso sobre determinadas cuestiones. Cuando, además, no requiera un ejercicio de «retención» de pensamientos que evidencien mi hartazgo y mi desacuerdo con las circunstancias que me rodean. Pero aún no es el momento, aún tengo que seguir oculta tras mis palabras. Espero que ese momento llegue pronto. Sé que puede sonar cobarde, de hecho, ¡sé que lo es!

Desde hace años se ha dado una ocultación sistemática de mi trabajo y del de otras compañeras (sí sí, terminado en -AS, o sea, femenino plural). Algo que ocurre en menor medida en el caso de compañerOS (masculino plural que NO genérico). Ocultación que nos ha mantenido cautivas en las dependencias de la organización y que nos ha negado el merecido reconocimiento a nuestro buen trabajo. Porque sí, «mis chicas» (y si me dais permiso publicaré vuestros nombres): HEMOS HECHO UN BUEN TRABAJO QUE REQUIERE RECONOCIMIENTO Y PUBLICIDAD. «A Dios lo que es de Dios, al Rey lo que es del Rey y a nosotras, LO NUESTRO».

Actualización del curriculum vitae

Hace un par de semanas me lancé a actualizar mi curriculum. Llevaba un par de años sin hacerlo y me pareció un momento oportuno. Las razones no las voy a contar ahora, pero creí que era una buena idea así que… mi ordenador encendido y la carpeta con certificados de los últimos cursos que he realizado encima de la mesa, me puse a la tarea.
– «¿Donde tengo archivada la última versión?» -Fue la primera pregunta que me hice a mí misma.
Dispuesta a enchufar el disco duro al ordenador y navegar por las carpetas recordé, de pronto, que había guardado una copia en el disco duro virtual. Eso fue genial, me iba a ahorrar un montón de tiempo!
Abrí la versión con el formato de acuerdo al modelo europeo y empecé incorporar las últimas responsabilidades desempeñadas, la recién obtenida certificación y los últimos cursos realizados. En el proceso me habían entrado algunas dudas:
– ¿Organizo los cursos por temática o cronológicamente? Supongo que mi formación puede parecer un tanto dispersa y por tanto ¿puedo dar la imagen de no tener las cosas claras?
– ¿Mantengo una versión completa y voy cortando en función de a qué tipo de empresa o puesto lo vaya a enviar? No va a dar muy buena imagen estos aparentes cambios de interés, ¿cómo debería mostrarlo para evidenciar que existe una relación?
– Mi experiencia… después de unos cuantos años en la misma empresa con diferentes niveles de responsabilidad, distintos tipo de actividad y diferentes temáticas abordadas ¿qué imagen estoy dando? Esto, ¿qué dice de mi competencia? ¿que valgo «pa tó» o, como decimos en mi tierra «lo mismo plancho un huevo que frío una corbata»? O, en cambio ¿que no sé de nada? Porque si lo «adecuado» es freír huevos y planchar corbatas, entonces… algo no está bien. Quizás es que tengo que «venderme» como multitask o enfatizar mis habilidades creativas o atribuirme el adjetivo innovadora. Ufff, complicado!
Tocaba contar mis competencias, ¡ains! siempre me he vendido muy mal. Siempre he pensado que una buena parte de mis habilidades y destrezas son derivadas de aplicar el sentido común a la actividad profesional que me toca desempeñar (formadora, consultora, diseño de estrategias, elaboración de estrategias planes de acción, gestión de proyectos, evaluación de actividad…). Pero… ¿Realmente es así? Aplico el sentido común o ¿aplico los conocimientos de los que me he ido apropiando? Probablemente lo segundo y lo hago de forma inconsciente.

Después de un buen rato había realizado todos los cambios sin ner muy claro si los resultados eran correctos. «De todos modos, no lo voy a enviar a ningún sitio. Al menos, de momento.»

Os pometo que parece que ha sido más difícil actualizar el documento «curriculum» que participar en los cursos y ejecutar las áreas que iba a incluir. Pero… tengo mi curriculum guardado, archivado en la nube y la intención de actualizarlo periódicamente! ¿Lo conseguiré?

8 de marzo ¿cuestión de mujeres?

Este fin de semana tuve el privilegio de asistir a la conferencia de Soledad Murillo en Gijón. Y digo privilegio en varios sentidos: porque me parece una oradora fantástica, porque estoy de acuerdo con la mayor parte de su discursos y porque soy de las pocas personas que habiéndose enterado pudo asistir. Ah! Y también porque tuvo lugar en un entorno incomparable, la Universidad Laboral de Gijón.

Se trataba de uno de los actos que desde el Instituto Asturiano de la Mujer (IAM) organiza con motivo del día 8 de Marzo bajo el lema «No sin nosotras». Tras la conferencia numerosas mujeres que trabajan la igualdad en distintos ámbitos, privados y publicos , iban a debatir y a realizar propuestas conjuntas.

cartel8marzo-300x300

Sí, sí, habéis leído bien «numerosas mujeres» porque allí no había ningún hombre. Ninguno. Y como siempre, no me gusta y soy consciente de que no soy la única: una estudiante del máster de Igualdad que imparte, de momento, la Universidad de Oviedo, ya hizo el mismo comentario en el turno de preguntas.
No me gusta que cuando se debate sobre IGUALDAD sigamos estando sólo mujeres. Esta sociedad tiene que «cambiar, de una vez, el chip» y tiene que entender que las propuestas podrán llevarse adelante siempre que nosotras, el 51% de la población, contemos con ellos, con el 49% que es, además, el que ostenta los puestos de poder, quienes toman el mayor número de decisiones publicas y quienes, por supuesto «distribuyen los dineros».
Así que… después de un año sin escribir por placer o por interés personal, me lanzo de nuevo a mi blog para añadir: No sin nosotras pero tampoco sin ellos!

Incumpliendo propósitos (míos y del Ministro de Educación)

Sí, sí, ya sé que dije que uno de los propósitos de este año era actualizar más a menudo este blog y no lo estoy cumpliendo. Entono el «mea culpa» y me dispongo a corregirme…

Entre las cuestiones que «han rondado en mi cabeza» durante estos meses hay algunas, absolutamente preocupantes, las que tienen que ver con la educación, con el sistema educativo que es una de las manifestaciones más importantes de ese «estado de bienestar» que está desapareciendo.

Cuestiones como que una de las primeras actuaciones del Ministro Wert sea la «sustitución» de la asignatura «educación para la ciudadanía», seguro que no había nada más importante en la educación que eliminar una asignatura cuyo objetivo es, entre otros, «fomentar el pensamiento crítico» del alumnado y eso debe ser «malísimo». En fin… esto sí que merece un post exclusivo.

Otra tiene que ver con el cambio de los temarios de las oposiciones a unos meses del examen (si es que llega a celebrarse) para volver a los temarios del año 93… Ufff, temarios de hace 19 años!!! Sin duda la «literatura del siglo XIX» no habrá cambiado, o el cálculo de «ecuaciones de segundo grado», o la «tectónica de placas», pero sí lo han hecho las teorías del aprendizaje, los métodos y modelos de enseñanza, las competencias que deben favorecerse en el alumnado… Seguro que esto también se merece otro post exclusivo.

Seguro que en el imaginario de este hombre existe una relación directa entre estas medidas (y la reducción de interinos o la ampliación del horario docente) y la propuesta que su partido (el PP, no lo olvidemos) llevaba en su programa electoral. Tal vez sea a lo que se referían con:

«39. Pondremos en marcha un nuevo modelo de selección y formación de carácter nacional para el acceso a la profesión docente, que atraiga a los mejores expedientes académicos y tenga como criterios de selección el mérito y la capacidad. (…)»

Sr. Wert, yo intento enmendarme ¿y usted?

P.D. Hacía más de dos meses que no escribía por placer, es decir, que no publicaba un nuevo post. Más allá de excusas, había varios motivos: he escrito mucho por trabajo y cuando esto ocurre no tengo muchas ganas de escribir por placer y, además, estoy participando en diferentes cursos que consumen buena parte de mi tiempo libre. En ningún caso se trataba de que no hubiera un sinfin de «noticias» que han merecido mi atención y a las que, creo, debería haberles dedicado, al menos, un post. (No prometo nada, pero lo intentaré).

¡Cómo han cambiado las cosas!

Se aproximaba el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, era el siguiente viernes 25 de noviembre (de 2011), así que le había preguntado a «Ella» si le apetecía que habláramos sobre ello. Al principio dudó, realmente no sabía si tendría fuerzas para hacerlo en aquel momento. Finalmente dijo que sí, que lo intentaría, pero que no podía prometerme nada. La conversación podría terminar en llanto. Así, que nos sentamos, como otras muchas veces, delante de un café.

Esta vez su relato empezó de forma distinta, se parecía más a una entrevista que a las conversaciones que habíamos mantenido en ocasiones anteriores. Parecía que le costara hablar, algo absolutamente raro en ella, como si no encontrara las palabras, no supiera o, simplemente, no tuviera nada que decir.

«El viernes es el Día Internacional de la Eliminación de la violencia contra la Mujer, ya son 12 años conmemorándose ¿no?» – Empecé preguntándole.

Abrió los ojos y me miró por encima de sus gafas, un gesto habitual en ella, -¡Sólo 12 años!-, desconocía el hecho de que fuera mediante una resolución de la ONU (la 54/134) de 1999 como se había declarado que el día 25 de noviembre fuera el día elegido para esa conmemoración. Le sorprendió que ya hubiera sido en el siglo pasado y, sin embargo, siguiera siendo tan necesario.

Sigue leyendo ¡Cómo han cambiado las cosas!

Una sola mujer víctima (de violencia de género) es un número demasiado alto

Se aproxima el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, es el próximo viernes 25 de noviembre (de 2011) y no quiero dejar de escribir sobre lo que ello supone para mí.

Han pasado casi 8 años desde que existe legislación al respecto en nuestro país y las cifras siguen «asustando», sí, asustando. Ya van 54 mujeres asesinadas a manos de sus parejas, exparejas o… simplemente, ¡sus asesinos! este año.

Por su culpa, por su temor, sus celos, su dependencia, su falta de autoestima… ¡No me importan los motivos! ¡¡Este año somos 54 mujeres menos!!; el anterior 73; en 2009 56; 76 en 2008; 71 y 69 en 2007 y 2006; 57, 72 y 71 en 2005, 2004 y 2003, respectivamente.

O, lo que es lo mismo, 599 mujeres muertas desde que se miden estos datos (estadísticas de Ministerio de Igualdad). Y eso, sin contar a quienes, afortunadamente, no han muerto.

Son demasiadas, 1 es demasiado.

Puede resultar sorprendente que tan sólo haga 12 años que, mediante una resolución de la ONU (la 54/134) de 1999 se declarara un Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, el 25 de noviembre. Puede asombrar que ya habiendo sido en el siglo pasado continúe, sin embargo, siendo tan necesario.

La Declaración de la ONU sobre la eliminación de la violencia contra la mujer es del 17 de diciembre de 1993 y fueron necesarios otros 5 años para que en España hubiera legislación al respecto (5 años y un cambio de Gobierno, si se me permite la puntualización). Fue en el año 2004 cuando que se estableció en nuestro país la «Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género» no exenta de polémica.

Cuando haces daño a mamá... me lo haces a mí

NOTA

Hay algo que me preocupa mucho y que creo que no se trata suficientemente, las hijas e hijos que también sufren ese «maltrato» o, eufemísticamente, esa «violencia de género». Pocas veces les oímos (o les leemos) y por ello he abierto, hace ya algún tiempo una categoría en este blog llamada «Te lo cuento» en la que iré incluyendo, a modo de relatos, de entrevistas o de simples redacciones lo que «a mí me cuenta» una de estas hijas.

En este sentido, merece especial mención la Campaña Institucional de las Alcaldías y los Consejos Municipales de la Mujer de los Ayuntamientos de Langreo, San Martín del Rey Aurelio y Laviana (diseñada por Llana Publicidad), cuya imagen podéis ver aquí. Carga las tintas, precisamente, en el «Derecho de la Infancia a no sufrir por violencia de Género».

¡Buen trabajo y GRACIAS!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies